El rincón de Blanca

LIBRE


Soy brisa; soy mañana; soy el arcoíris de la tempestad; soy tu partícula de la alegría; soy sombra, luz y regocijo. Déjame, déjame ser cómo soy, no me intentes cambiar, mas un día echaras de menos las locuras improvisadas y las lágrimas de tu soledad.

Y que ahora, lleno de pasado está en mí, aquellos pensamientos; pues fusilada se encuentra ya la cobardía. Atrapada en una jaula como si fuera un mar de hierro, me haces nublar mis sueños y acabar con ellos.  

Tú piel dibujada en mi rebeldía, instantes de felicidad, nostalgias de pasiones, colección de sentimientos; hallada en el destierro de esta desdicha de desamor. Grito en alto con la tierra en mano,  la mirada al frente, buena joven valiente.

Quisiste ser el príncipe azul de mi cuento, mas me cortaste las alas para retenerme y acabaste siendo el cazador que terminó quitándome la vida.

Y qué por mí, me juego la existencia aun perdiendo el amor; que por el poder de un vocablo recomiendo mi vida. Solo he nacido; por verte; por nombrarte... pequeña y gran ansiada libertad.



Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: